OTRAS PSICOPATOLOGÍAS

        Además de los conceptos que hemos manejado en los epígrafes anteriores existen muchas afectaciones en los tratados de psiquiatría que pueden conllevar y de hecho se asocian frecuentemente a alteraciones de la percepción de la realidad por el sujeto entre ellas tenemos los trastornos de la ideación que se encuentran muy relacionados con los trastornos del contenido del pensamiento. Así podemos distinguir:
                  -Idea delirante primaria: que es incomprensible psicológicamente y no deriva de otros síntomas o sucesos de la vida del sujeto.

                -Idea delirante secundaria: que se deriva de algún acontecimiento o suceso de la vida del sujeto y es comprensible a la argumentación lógica.

        En relación a los contenidos del delirio podemos apreciar los autorreferenciales o de alusión, los de perjuicio, los de persecución, de celos o grandezas.
En los delirios sistematizados, las ideas delirantes se relacionan armónicamente y el enfermo intenta demostrar la realidad de su delirio explicándolo de forma tan organizada que puede llegar a convencer de la veracidad de sus afirmaciones, sin embargo, en los delirios no sistematizados, las ideas delirantes no tienen relación entre sí o guardan relaciones absurdas sin formar un argumento lógico. Además de todas estos adjetivos que diferencian a los delirios, podemos clasificarlos atendiendo al número de temas que mezclen en simples o complejos.
 
 


        Además de los trastornos anteriores, podemos destacar ciertos afectaciones del nivel de conciencia que pueden distorsionar la percepción de la realidad, entre ellos los estados crepusculares, en los que se produce un falseamiento sistemático de la situación y un estrechamiento del campo de la conciencia, sobre todo en su dimensión afectiva e ideativa interrumpiéndose la continuidad de la vida psíquica sin que se pierda la motricidad actuando mediante impulsos y automatismos tras los que hay amnesia absoluta, Bleuler distingue entre los estados orientados o desorientados según esté interrumpida o no la comunicación con el mundo exterior.

        En referencia a los trastornos de la orientación autopsíquica, es decir, al conocimiento de uno mismo, de sus cualidades e historia, podemos observar también trastornos que pueden afectar la percepción de la realidad, entre ellos destacamos los siguientes:
 


        Por último recordar que además de todos los trastornos explicados a lo largo del tema, podemos observas como estos se van asociando para conformar las diferentes entidades nosológicas como son las demencias, estados psicóticos, estados neuróticos y otros recogidos en los diferentes Tratados de Psiquiatria y en el manual diagnóstico y estadístico de las enfermedades mentales de la Asociación Psiquiátrica Americana o DSM IV, afectando por tanto a la capacidad del sujeto de discernir entre lo real-irreal y actuando en consecuencia.